Por: Lic. Rosa Coaricona

 

 
 

FRENTE INDEPENDIENTE MORALIZADOR

El Frente Independiente Moralizador es un partido político fundado en 1990 por Fernando Olivera Vega, bajo los principios de la honestidad y la lucha contra la corrupción para garantizar el desarrollo del Perú.

El Frente Independiente Moralizador tuvo el coraje de enfrentar los excesos y corrupción evidente del primer gobierno del Apra. Olivera enfrentó a García, por calles y plazas; desde el parlamento, hasta los tribunales. Fue una lucha siempre desigual.

El Frente Independiente Moralizador tuvo la osadía de enfrentar a la dictadura de Fujimori y Montesinos. Presentó ante el país el video que (muchos vieron pero no mostraron) evidenciaba la compra del Congresista Alberto Kouri, por Vladimiro Montesinos. Ahí se desmoronó la dictadura, en cuestión de horas.

El Frente Independiente Moralizador tuvo el patriotismo de otorgarle gobernabilidad al gobierno del Presidente Toledo y Perú Posible. Gobernabilidad y Moralidad, fue el pacto que firmaron con Olivera y el FIM. Sin los votos moralizadores en el Congreso y sin el apoyo del partido de la escoba, simplemente Toledo hubiera sido vacado.

El Frente Independiente Moralizador ha pagado la factura del apoyo al gobierno anterior, porque fue la roca contra la que no pudo el océano de la corrupción; porque fue el rompeolas que evitó que la democracia fuese interrumpida con una vacancia presidencial que pidieron, casi, todos los sectores políticos y sociales del país.

El Frente Independiente Moralizador está pasando una de sus pruebas de fuego: soportar el exilio político que el país ha determinado. En las últimas elecciones, los peruanos y las peruanas votaron por los seguidores de Humala, de García, de Fujimori y de Lourdes Flores. Al FIM le dijeron: esta vez no.

El Frente Independiente Moralizador es un partido adolescente, pues este año cumple recién 17 años. Se cometieron errores de imagen, no se difundió el trabajo realizado, se sacrificó el contacto con las bases. Pero, el trabajo honrado de los ministros moralizadores, con Olivera a la cabeza, son incuestionables.

El Frente Independiente Moralizador puede exhibir una hoja limpia de corrupción, con mucha profesionalidad en sus filas. Eduardo Iriarte, Fausto Alvarado, Carlos Zamorano, Carlos Ortiz de Zevallos, Pedro Cateriano, Diana Alvarez Calderón, Guanina Rovegno y Rafael Belaúnde, entre otros, cumplieron fielmente el encargo en el Poder Ejecutivo, aportando honradez y profesionalismo.

El Frente Independiente Moralizador, tiene en su vitrina parlamentaria a gente honorable como Luis Iberico, Heriberto Benítez, Carlos Infantas, Humberto Requena, Manuel Bustamante y José Miguel Devéscovi. Además del paso de Dora Núñez, Beatriz Merino, Susana Higuchi o Alcides Chamorro, que llegaron con la escoba.

El Frente Independiente Moralizador ha formado cuadros políticos regionales como Carlos Cuaresma, saliente presidente de Cuzco; y, César Alvarez que -como independiente- ganó la presidencia de Ancash. La lista puede ser interminable y ya la historia se encargará de recogerla.

El Frente Independiente Moralizador está recargando sus baterías, sus energías, a la espera de sintonizar con el fervor popular que siempre mereció. El Perú va adelante, va bien; en gran parte, por el sacrificio y la inmolación del FIM. Estamos satisfechos, los de la escoba, porque la democracia se ha consolidado como el único camino al desarrollo. Y, en ello, seguiremos aportando desde donde estemos.

Lima, 19 de Abril de 2007